Deflagración / Desolación

Deflagración. Inútil confabulación, la clásica lucha del bien contra el mal sumida en una profunda crisis arrastrada por la marea del tiempo…

Más negro que las perdidas estrellas del apocalipsis, dos almas sin rumbo vagan por los desvaídos parajes de un mundo sin pararangón.

Un deseo fugaz materializado en un abismo de infinitud, una mano postrada a la luz de la menguante luna, un último llanto por la agonía de la existencia…

Desolación, el fin del corazón. Un manto de amargura que cubre las lágrimas que resbalan por su rostro, rescoldos del ardiente fuego que nace de su interior.

Todo vuelve a empezar en este ciclo inmutable, vida y muerte se suceden a una velocidad vertiginosa al tiempo que levanto mi mano en un vano intento de detener el flujo del devenir…

Es el ocaso en su final, el fin del corazón, apagados cánticos de vida y esperanza que se desvanecen en el olvido… un sueño muerto, el sufrimiento de la sinrazón, el miedo a tener la pesadilla de soñar que se está despierto…