Tu Pera Persevera / Confesiones Dolorosas

Muy buenas, ¿qué tal estamos, chavala?

Me he estado mirando la información que me has pasado acerca del curso de emprendizaje… pero aún leyendo el brochure me faltan bastantes detalles, me gustaría que me mandases algo más detallado si lo tienes

AÚN ASÍ, a priori, la idea me encaja contigo… es un trabajo que te va a permitir combinar tu desarrollo profesional con el hecho de dar rienda suelta a tu lado creativo… es algo original y alternativo… pero tú también lo eres, ¿o no?

Con respecto a la cita con los del periódico, no te hagas la remolona y cuéntame más cosas!, ¿qué impresión te dieron?, ¿qué planes habéis pensado para el futuro?

En fin, sígueme contando tan golosas novedades… y…  persevera, compañera: es gratificante que la gente reconozca tu talento y tu potencial, pero no te duermas en los laureles y lucha siempre por explotar tus puntos fuertes y dar lo mejor de ti misma!

Muchos besossss,

*****

…Conocí a mi novia –la única que he tenido- con 15 años… recuerdo el día exacto, la hora exacta, el minuto exacto… porque el tiempo se detuvo para mí en ese instante… me quedé sin aliento, incapaz de respirar… embargado por una emoción tan intensa que aún hoy hace que mi mundo tiemble cada vez que la invoco de nuevo…

…Pasé con ella los 3 años más intensos de mi vida… para mí ella era una especie de deidad, la razón de mi existencia. Mi único anhelo era ser suficientemente bueno para ella, vivir única y exclusivamente para hacerla feliz… y eso me hacía sentir más genuinamente vivo de lo que jamás pude imaginar…

…Pasé con ella los mejores 3 años de mi vida, hasta que la perdí… cuando ambos teníamos 18 años…

…Desde entonces, han pasado ya casi 10 años… me ha costado sangre, sudor y muchas lágrimas… de esas que nunca viertes, sino que te las guardas por dentro… pero hoy puedo decir que lo he superado…

…Tengo mi vida, mi trabajo, mis sueños, mis ambiciones… pero desde entonces nunca he vuelto a ser capaz de amar… cualquier afecto me parece hueco, vacío, inútil, un cero absoluto… comparado con lo que llegué a sentir por ella…

…¿Por qué todo este rollo?… porque entiendo tu dolor… y… porque quería compartir el mío, contigo 😉